¿Ya conoces la terapia de ultrasonidos de alta intensidad o HIFU para adelgazar? Consiste en la aplicación de ultrasonidos para eliminar la grasa localizada y la flacidez corporal, solo con la ayuda del calor generado por las zonas ultrasónicas, que pueden alcanzar los 70°C y destruir las células de grasa sin dañar la piel.